top of page
Search

Personas y Arquetipos

Como metodología centrada en el humano, el design thinking parte del usuario como centro de información. Su enfoque es la empatía. Para desarrollarla, es importante sumergirnos en la vida de nuestros usuarios, comprender su situación, su perspectiva, y contar sus historias.


Una herramienta para contar historias es el desarrollo de Personas. Nuestro proyecto se centra en tres Personas, tres perspectivas, tres historias. Se las presentamos a continuación.



Marcos es un trabajador de 45 años. Según los papeles, tiene retraso cognitivo, nivel alto. Llegó a Portolá cuando tenía 25. En sus dos décadas en la fundación, ha hecho de todo: limpieza, jardinería, confección, y manipulados. Prefiere las manualidades, pues le relajan a su vez que disfruta ser creativo. Siempre ha sentido interés por las artes. Toma clases de pintura todos los sábados.


A su edad, no le interesa conocer mucho sobre tecnología. Se limita solo a WhatsApp, pues es como se comunica con sus amigos.


Más que un trabajo, Portolá ha sido otro hogar. Es ahí donde ha hecho sus mejores amigos, donde lo han hecho sentir importante, donde le han dado seguridad.


En su jornada, le motiva completar el trabajo asignado de cada día. Le pone feliz terminar las tareas porque esto le hace sentirse autorrealizado, autosuficiente, y un gran sentido de comunidad y colaboración. El mismo siente gran satisfacción cuando completa un trabajo que fue previamente trabajado por otros compañeros en la línea de ensamblaje.


Cuando le preguntamos qué es lo que le gusta de la fundación, además de sus amigos, nos comentó sobre su gran relación con la psicóloga y la trabajadora social.


En el taller de co-creación que dimos en Portolá, entre los ejercicios hechos, el más que le gustó hacer fue el regalo con materiales reciclables. Su regalo fue una postal decorada con rosas de goma. El mismo fue dedicado a Ana, su pareja. Debajo de las rosas había un mensaje que decía, “Ana, te estimo molt de tot el meu cor.”

****

Ana siempre ha sido una mujer preocupada por las desigualdades sociales, siempre le ha gustado ayudar a los demás. Afortunadamente, tuvo la suerte de combinar su pasión con el trabajo pues hace de su profesión su razón de ser.


Trabaja en la fundación Portolá desde hace 10 años. Su trabajo consiste en encargarse de la organización interna de la fundación. Su relación con los trabajadores de diversidad funcional y trastorno mental es constante. Para ellos, Ana es más que una administradora, es quien muchos acuden cuando tienen cualquier problema.


Esta experiencia la ha convertido en una activista de los derechos de las personas con discapacidad intelectual. Fuera del trabajo, Ana participa de conversaciones y seminarios sobre discapacidad y salud mental. Su deseo es promover la conversación y dar mayor visibilidad a este conjunto de personas. Además de la falta de educación y sensibilidad, a Ana también le afecta el poco apoyo económico que reciben del gobierno.


Su trabajo le recuerda el mucho trabajo que queda por hacer.


****


Paula siempre ha sido una persona bondadosa. Participaba en programas de voluntariado, pero desde que comenzó la pandemia, asistir físicamente se convirtió en un problema. Pero su deseo de ayudar a gente menos privilegiada que ella hizo que buscara otras formas de colaborar.


Cada mes, dedica parte de sus ingresos a apoyar una causa. Pero no basta con comprar algo o enviar el donativo. A Paula le gusta involucrarse más: conocer a detalle las necesidades de las personas en cuestión. Le agrada ver cómo sus aportes se tangibilizan en mejoras en la vida de los involucrados. Tanto en cifras como en fotos o videos, eso hace que lo sienta más real y cercano. Así confía y se compromete más con ellos.


Cuando compra un artículo solidario, normalmente espera que sea utilitario. Aunque la principal motivación siempre será colaborar y no tanto obtener un producto muy competitivo. No obstante, sí le importa el diseño, y también que se sienta la elaboración dedica, manual del artículo. No espera que sea perfecto, pero sí que se sienta especial.


Paula suele compartir las iniciativas que la sensibilizan más con su entorno cercano. Usa sus redes sociales para publicar campañas específicas o pedidos de ayuda, y que así llegue el mensaje a más gente. Normalmente, para estos fines usa Facebook o Instagram. Y si quiere que la comunicación sea más directa o puntual, por WhatsApp.

****


Persona: representación del usuario que detalla sus deseos, motivaciones, miedos, necesidades y expectativas. Este ejercicio tiene la utilidad de guiar soluciones específicas para las necesidades y comportamientos de nuestro usuario.


Arquetipo: representación de los diferentes tipos de sujetos que pertenecen a una Persona.



Personas y arquetipos de nuestro estudio


Trabajador/a de Portolá

  • Discapacidad intelectual

  • Trastorno mental


Staff de Portolá

  • Directivos

  • Psicóloga y Trabajadora Social

  • Monitores


Cliente de la fundación

  • B2B2C

  • Familiar de trabajador

  • Cliente solidario

La definición de las Personas y Arquetipos fue basada en las siguientes técnicas:

  • entrevistas

  • cuestionario

  • talleres de co-creación

  • bitácoras de usuario


Los humanos sentimos más cercanía y, por consiguiente, empatía a aquello que posee cualidades similares a nosotros sobre la abstracción de la estadística. El desarrollo de personas y arquetipos nos ayudó a humanizar a nuestros usuarios y a recordarnos que antes de idear y prototipar hay que primero sentir 🦋



Comentarios

Obtuvo 0 de 5 estrellas.
Aún no hay calificaciones

Agrega una calificación

Recent Posts

Buscar por tags

Síguenos

  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page