• LaInnovationKitchen

DESIGN THINKER POR ACCIDENTE ??!!


Soy Arquitecta Colombiana graduada en el 2011, y en el 2010 tuve la experiencia de hacer unas prácticas en mi último semestre de la carrera. Encontré un convenio en una oficina de arquitectos y constructores, los cuales me daban la “libertad” de diseñar conjuntos residenciales para estratos 1 y 2 en Bogota.


Tiene sentido, ¿no?  – obviamente ese es el propósito de cualquier negocio; diseñar, producir y vender. El dinero es el reflejo de éxito. Bueno esa era, o me imagino que sigue siendo, la mentalidad de mis queridos ex jefes, que a sorpresa y algo de pena, se habían graduado de la misma universidad en la que yo estaba, 20 años atrás.

Recuerdo que, durante mis clases, había fases de investigación del lugar y la comunidad en donde se iba a llevar a cabo el proyecto, pero jamás con un modelo de Design Thinking tan profundo y detallado. Todos los proyectos al final se corregían en base a funcionalidad, recorridos, diseño del edificio, estructura, y de ultimas, como el usuario se relaciona con el edificio o espacio.

A los diseñadores en general se nos enseña Design Thinking de una manera muy sistemática y sin llamarla de esta manera. A lo cual se le cataloga como la fase de investigación inicial del proyecto. Pero en el desarrollo y prototipo se deja olvidado completamente.

Hace 15 años cuando mis jefes estudiaron en la universidad, de pronto la mentalidad y las metodologías de enseñanza eran completamente diferentes y se centraban solo en el objeto de diseño y no de usuarios.  Muchas grandes empresas aún están atrapadas en esa filosofía, y hoy en día están pagando las consecuencias que conlleva el no Innovar

Recuerdo el día que le presente a uno de ellos un diseño de apartamentos, su respuesta inmediata fue; – Muy bien, pero…. solo 2 habitaciones??  y si reduces todos los espacios para poder meter otro cuarto y el precio del inmueble podría subir en un 10% a 15 %-. 

Pero si hacemos eso a duras penas entrara la cama y una mesa de noche en los cuartos – respondí algo temerosa y muy confundida. El, sin temblarle la voz y convencido dice: ¿Bueno, pues es suficiente no? Para eso hay camarotes o camas plegables.

Ese fue el punto de quiebre para mi carrera que ni siquiera había empezado. Después de 5 años estudiando arquitectura, llego el momento de descubrir y entrar a la cruel realidad de nuestra sociedad de la vieja guardia. En donde el motor principal es el dinero y está lejos de pensar en el beneficio común e intereses de otros individuos.

Decidí que no quería contribuir en ese círculo vicioso de construcciones mediocres y poco interés a las personas que habitarían esos espacios. Así es que nació la idea de emprender con mi propio negocio de diseño de espacios, haciéndolo a mi manera y sobre todo alineado con mis ideales y estándares de diseño.


Lo único que Vietnam y yo jamás logramos coincidir fue en el diseño interior de sus casas. Espacios oscuros, tradicionales dragones, mitológicos leones, el rojo, amarillo y madera oscura en sus ostentosos muebles era el común denominador de los espacios.

Es allí donde vi mi oportunidad de emprender y trabajar por mi cuenta. Abrí mi estudio de diseño interior en Hanoi, Vietnam por la necesidad que percibe por parte de los otros extranjeros que vivian allí. Como todos, lo común era rentar casas o apartamentos. Pero por el estilo tan ‘recargado’ y la falta de tiendas de diseño interior, todos tenían la necesidad de convertir sus casas temporales en su nuevo hogar.

Así es como empecé hacer renovaciones, y sin saberlo estaba aplicando Design Thinking con mis clientes. Nunca había escuchado de este término, pero en el modelo que cree para mi empresa, lo más importante eran las experiencias de los clientes en los espacios que co creábamos juntos. Así pase 4 años explorando distintos métodos para desarrollar proyectos de renovación en un país con un idioma, estilo y materiales tan diferentes.

Por casualidades de la vida termine en el Postgrado de Innovation and Design Thinking,   y he tenido la grata sorpresa de aprender con una base más sólida, nuevas metodologías y estrategias que no sabía durante mi vida como emprendedora en Vietnam. La verdad había venido aplicando muchas de ellas sin saberlo.


Design thinking es un concepto que no es tan claro para todo el mundo y que para muchos no es relevante para sus carreras o estilos de vida. El único consejo que tengo desde mi propia experiencia es: si al momento de diseñar algo, desde una casa, un proceso o un servicio, si ves y sientes que lo que estás haciendo no está dándole un valor a los usuarios o pensando en ellos; detente y sigue ese instinto, porque es el primer paso para descubrir y convertirse en un design thinker. Te ha pasado??

0 views
  • Black LinkedIn Icon
  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube
  • Pinterest

info@designthinkers.es |  Travessera de Gràcia 294 - 08025 Barcelona Spain

© 2020 Design Thinkers Group - Spain · AlgoBueno Studio S.L.